El producto natural cada vez llama más al consumidor. Partimos de la base que nuestros embutidos llevan el 80% de carne totalmente natural, de animales cinegéticos que nunca han estado medicados ni son alimentados con productos procesados. Esta materia prima nace, crece y pasta por los montes con total libertad.